Escalofriante recopilación de fantasmas que resultaron "ser reales"



Las imágenes de Hope, lo hicieron famoso, porque la gente tenía la necesidad por saber de sus seres queridos que habían fallecido

William H. Mumler, amante de la fotografía, fue al primero que se le acreditó una imagen paranormal. 

Dejó su trabajo en las joyerías para dedicarse de tiempo completo a realizar sesiones fotográficas a las personas que querían tener algún contacto con familiares muertos. 

Mumler, llegó a cobrar hasta 10 dólares por imagen, cuando el precio normal de cualquier instantánea era de sólo unos peniques. 

A principios del siglo XX, William Hope pasó de ser un carpintero, a un fotógrafo "profesional"  de fantasmas. 

Las imágenes de Hope, lo hicieron famoso, porque la gente tenía la necesidad por saber de sus seres queridos que habían fallecido, pues en esa época, acontecía la Primera Guerra Mundial

El reconocimiento de Hope fue tal, que hasta creó el grupo espiritista llamado, Crewe Circle Spirtualists, los cuales realizaban invocaciones de espíritus, con el objetivo de fotografiar a los fantasmas que llegaban a sus llamados. 

En esta foto se ve a una mujer llorando por la muerte de su marido, el hombre junto a la señora es su hijo. Sobre el cuerpo de ella se observa la cara de un ser




Esta segunda imagen de los hermanos Joe y Will Thomas, la cual se cree fue tomada en 1920.

William Hope fotografió a un clérigo con el objetivo de que saliera su hija fallecida; sin embargo, apareció el rostro del padre del sacerdote


En 1922 Hope se mudó a Londres donde comenzó como medium profesional


El álbum, del cual fueron extraídas estas fotos, fue encontrado en una librería de segunda. Las imágenes se exhiben en el National Media Museum




Entradas populares